Sólo hay nada para aquellos que nada saben producir.
Johann Wolfgang von Goethe